Farmacéutica

En los procesos farmacéuticos la temperatura es la magnitud física más controlada. Para la producción de muchas sustancias medicinales, más de la mitad de todos los puntos de medición son instrumentos de temperatura. Esta industria enfrenta retos importantes en materia de logística, pues de este último paso depende que la producción entera llegue en buenas condiciones y no represente un riesgo para la salud de los consumidores finales.

Dentro de todas las variables que afectan los productos destinados a la salud humana que elabora la industria farmacéutica se encuentran la luz, la humedad y en especial la temperatura, pues ésta puede influir en las condiciones e ingredientes con los que los productos estén elaborados. La temperatura también depende directamente del lugar donde se realiza la producción y donde se comience el proceso de logística.

Condiciones como el clima y las variables geográficas deben ser consideradas y monitoreadas para que el producto se fabrique y llegue en condiciones óptimas a su destino.

Todos nuestros equipos cuentan con las certificaciones necesarias, para de esta forma asegurar siempre la calidad y la seguridad de los productos de nuestros clientes.