Las frutas y verduras son el alimento con mayor índice de rechazos en las aduanas de Estados Unidos, y representan un cuarto de los productos que no logran entrar al mercado norteamericano. Las razones más comunes son violaciones sanitarias y daños en la mercancía. Quien busca exportar su cosecha, debe garantizar la calidad de la misma y tramitar un registro de sus procesos ante la FDA.

“Las frutas y verduras descartadas en Estados Unidos puede llegar hasta un 40%: los supermercados eligen los que, en su criterio, son los mejores productos, basándose en la calidad y en gran medida en su apariencia.”

Aunque en los últimos años ha crecido la tendencia de revalorar las frutas y hortalizas que no cumplen los criterios estéticos de la industria, la verdad sigue siendo contundente: poca gente está dispuesta a comprar “fruta fea” en los supermercados.

Aunque como productores es imposible garantizar los criterios que vuelven una fruta “atractiva” a los consumidores pues las “deformaciones” en la cosecha son simplemente arbitrarias, hay dos factores que son posibles controlar para aumentar el éxito de las exportaciones al mercado norteamericano: La higiene y el óptimo grado de madurez de los productos.

Las frutas y vegetales son organismos vivos, no importa que hayan sido removidos de su fuente de nutrientes. Una vez que se cosecha, el proceso de deterioro comienza, por lo que cualquier esfuerzo en volver más lenta su descomposición será tiempo ganado para posicionar el producto. Para esto, los sistemas de refrigeración juegan un papel de suma importancia.

Por eso en BIOTEMPAK ofrecemos una solución INTEGRAL para ambos factores, con los más altos estándares de calidad, contamos con sobres, filtrosmaquinas absorbentes de etileno, que prolongan la vida del fruto.
De igual manera, una correcta refrigeración es un gran aliado para la prevención de microorganismos patógenos. Mantener una temperatura que promueva la calidad de la cosecha ayuda a reducir el riesgo sanitario, para eso, es indispensable contar con sistemas de monitoreo en tiempo real para cámaras de almacenamiento y termógrafos autorizados por la FDA, para las entregas de sus envíos.