Los alimentos son la base de la vida en los seres humanos, por ello, es primordial que estos siempre se encuentren saludables y en buen estado para su consumo. Posterior a la cosecha los comestibles continúan su ciclo de maduración. Inclusive, en muchos casos aumenta dicho ciclo. Debido a ello, es importante regular el avance de la maduración, para que de esta manera puedan llegar en óptimas condiciones hasta el consumidor final.

En efecto, evitar altas temperaturas en los alimentos es un factor determinante para conservar los víveres en buen estado. Por ese motivo, en Biotempak te traemos información relevante de este tema, para que, de esta manera conozcas la importancia de evitar altas temperaturas en los alimentos.

¿Por qué es importante evitar altas temperaturas en los alimentos?

Las regulación de las temperaturas en los entornos donde se transportan y almacenan los alimentos posterior a su cosecha determinarán su calidad. Por lo general, se recomienda  evitar altas temperaturas en los alimentos. Ya que, influye directamente en ciertos elementos que te mencionaremos a continuación.

  • Disminuye la pérdida de peso. Los alimentos al estar expuestos a temperaturas altas tienden a deshidratarse, es así, que, al mantener una temperatura fría regulada se conserva sus líquidos, y por ende su peso.
  • Mayor tiempo de conservación. Al evitar altas temperaturas en los alimentos estos suelen conservarse entre un 40 y 60 % más del tiempo que en temperaturas altas o sin refrigeración.
  • Reduce la proliferación de hongos y mohos. Cuando transportas o almacenas los alimentos en temperaturas bajas reguladas evitas hongos y moho, ya que, aumenta la concentración del CO2. Debido a que, esto causa un efecto fungicida.
  • Disminuye los tiempos de maduración. Los alimentos posterior a su cosecha continúan con su periodo de maduración, esto lo hacen usando el oxígeno que se encuentra en su entorno. Por esta razón, cuando se mantienen las temperaturas bajas controladas la concentración de oxígeno es menor, retardando así la maduración y aumentando su tiempo óptimo de consumo.
  • Disminución del etileno. Esta es una hormona en forma de gas que producen los frutos y vegetales, la cual contribuye a la maduración de los mismos. Al evitar altas temperaturas en los alimentos, se disminuye en gran proporción dicho gas, conservando así por un tiempo más prolongado su calidad.

¿Cómo evitar altas temperaturas en los alimentos?

Una vez cosechados los productos del campo se inicia un proceso determinante para la preservación de los mismos. Es allí, donde entra en acción la llamada cadena de frio. Por ello, es importante tener presente varios elementos, puesto que, además de evitar altas temperaturas en los alimentos hay otros factores que complementan esta condición. Entre estos te podemos mencionar.

Regulación de la temperatura 

Si bien es cierto que hay que evitar altas temperaturas en los alimentos, también se puede afirmar que el exceso de frío puede perjudicar la conservación de los mismos. Ya que, puede matar los tejidos, dañando así los alimentos.

Regulación de la humedad

Este factor también influye enormemente en la calidad de los alimentos, debido a que, mucha humedad puede causar la proliferación de hongos y moho. Pero, muy poca humedad puede marchitar las frutas y vegetales

Circulación e intercambio de aire

Durante el proceso de maduración de los vegetales se producen gases tales como el etileno, estos aumentan el tiempo de maduración y por ende disminuyen la conserva de los mismos. Es así, que por medio de la circulación de aire e intercambio o reciclaje del mismo se puede minimizar este efecto.

Si necesitas asesoría respecto a este tema y otros relacionados con el transporte, almacenamiento, cadena de frío, tratamiento postcocecha, monitoreo de temperatura, entre otros relacionados con los alimentos, no dudes en contactarnos, en Biotempak te atenderemos con gusto y te brindaremos soluciones a tus necesidades.