La conservación de los alimentos ha sido una preocupación de los seres humanos desde la antigüedad, ya que, de ello depende la seguridad alimentaria de las personas. Para dicha conservación se han usado diferentes técnicas como la deshidratación, esterilización, entre muchas otras más. A raíz de esto, con la aparición de las nuevas tecnologías se ha logrado mejorar en gran manera la preservación de una forma más prolongada de los alimentos. Tal es el caso, de la cadena de frío, la cual es una de las técnicas surgida de los avances tecnológicos, y es quizás la más efectiva y usada para conservar alimentos, debido a que, provee un entorno favorable para preservar los alimentos por mucho más tiempo dando garantía de frescura y calidad.

Blog Cadena de Frio

¿Qué es la cadena de frío?

La cadena de frío se podría definir como una técnica que consta de varios pasos, los cuales garantizan la refrigeración o congelación de los alimentos desde la postcosecha hasta que llegan al consumidor final. De esta manera, la cadena de frío busca proteger la salud y calidad de los alimentos durante todos los eslabones que implican el transporte y almacenaje de los mismos.

¿Cuándo se aplica la cadena de frío?

La aplicación de la cadena de frío podríamos afirmar que interviene en tres eslabones o etapas básicas, las cuales te mencionamos a continuación.

Blog Cadena de Frio

Almacenamiento

Ya que, desde el mismo momento en que los alimentos son recolectados en el campo son almacenados de manera temporal. Esto, a la espera de su transporte hasta los centros de distribución o puntos de venta final.

Blog Cadena de Frio

Transporte

Por otra parte, posterior a la cosecha y almacenamiento temporal, los alimentos deben ser trasladados hasta los grandes centros de distribución o puntos de venta final. Es allí, donde los consumidores finales podrán adquirirlos para su alimentación.

Blog Cadena de Frio

Centros de distribución

De igual manera, para que los alimentos puedan ser adquiridos por los consumidores deben estar a disposición en los puntos de venta final. Es por ello, que se transportan hasta centros de distribución, o puntos de venta finales para ser comercializados.

En muchos casos se incluye en la cadena de frío el almacenaje de los alimentos en las despensas o refrigeradores de los hogares. Considerando que, allí en muchos casos se conservan los alimentos por tiempos prolongados. Cabe destacar que la cadena de frío no puede ser rota o suspendida en ninguno de estos pasos. Puesto que, si esto llegase a ocurrir se correría el riesgo de perder todos los productos.

¿Cuáles son los beneficios directos de la cadena de frío?

A grandes rasgos el beneficio general se podría decir que es la conservación de los alimentos por un tiempo más prolongado. Dado que, esta técnica ofrece condiciones óptimas para el mencionado mantenimiento de los alimentos. Pero adicionalmente, te podríamos citar de manera más desglosada ciertos beneficios de la cadena de frío en los alimentos.

  • Conservación del sabor, olor y gusto.
  • Alargamiento de la vida promedio de los alimentos.
  • Disminuye la velocidad en el proceso de maduración.
  • Conserva del peso.
  • Se pueden transportar a grandes distancias.
  • Previene enfermedades causadas por hongos y moho.

Estos son solo algunos de los beneficios que la cadena de frío aporta a los alimentos. Por ende, proporciona garantía de frescura y calidad. 

Si necesitas saber más sobre el tema u otros relacionados con la conservación de alimentos, en Biotempak contamos con profesionales altamente preparados para atenderte. Por otra parte, con nosotros podrás encontrar soluciones en los procesos de cadena de frío, conservación postcocecha, control de temperatura en tiempo real, entre muchas más.